«

»

abr 29

La historia de las fichas de póker

Todos tenemos en mente la imagen de una partida de póker en el viejo oeste con los sombreros de ala ancha y las mesas de madera, y es que allí es, donde a finales del S.XIX, comenzaron las primeras partidas en Nueva Orleans, junto al río Mississippi.

Por aquel entonces para apostar se usaban monedas o pepitas de oro, y en poco tiempo hicieron unos discos redondos de diversos materiales de la época, los más habituales madera o marfil. Pero por la facilidad de remplazar estos sencillos discos que cualquiera podía hacer y provocaban que la casa perdiera dinero al cambiarlas, surgieron las primeras fichas de póker.

Estas primeras fichas se hacían con una mezcla de arcilla con goma laca hasta los años 1930-1940. Sin embargo eran bastante frágiles, por lo que poco a poco comenzaron a fabricarse fichas con materiales modernos hasta llegar a los compuestos plásticos actuales que imitan su textura y peso.

Desde 1950 dejaron de hacerse fichas 100% arcilla. Las fichas clay (arcilla en inglés) actuales se hacen con un compuesto en el cual un porcentaje de la ficha es un material de la tierra (arena, tiza o arcilla), y cuyo proceso de fabricación es un secreto industrial que varía ligeramente según el fabricante. Este proceso además es bastante caro y toma bastante tiempo, de ahí el elevado precio de las actuales fichas clay.

La marca más prestigiosa de fichas clay es Paulson, que en Europa no se ve demasiado pero que son usadas en la mayoría de casinos de EEUU y cuyo peso varía de los 8 a los 10,5 gr. En algunos lugares encontrarás que denominan “Paulson” a fichas que las imitan: estarás adquiriendo una ficha de compuestos plásticos que nada tiene que ver por materiales ni fabricación. Asegúrate de ser Paulson lo que estás adquiriendo. Su precio está por encima de 1 € cada ficha, si no, no es que estés encontrando una oferta, es que no es Paulson.

Los modelos que actualmente se comercializan son:

 

Paulson Top Hat 1000

En los años 80 se introdujeron las fichas de cerámica como una alternativa a las fichas clay. Sin embargo estas fichas tampoco son tal, sino símil cerámica: una composición de materiales más resistentes, resinas y plásticos especiales que imitan a la perfección el tacto y el sonido de la cerámica. Estas fichas tienen un coste de aproximadamente la mitad de una buena clay, con lo que es posible adquirir una ficha también de alta calidad a mitad de precio. Son las usadas en la mayoría de torneos europeos e incluso en algunos torneos de EEUU (aunque en mucha menor medida que las Paulson).

Dentro de las fichas de cerámica hay varios modelos, alguno de ellos réplica de algún casino de Las Vegas, como es el caso de las Valentino que es la línea de venta al público de las fichas de la poker room del Venetian.

valentino10k

Hay un tipo de ficha de cerámica denominada “híbrida” que lleva incrustada una lámina y que le da un aspecto similar a las clay, ya que el resto de fichas de cerámica son completamente lisas, y nunca llevan pegatina (es un delito pegarle algo encima y destrozar su tacto y sonido). El modelo más conocido de ficha híbrida es The Ascona.


AsconaChip5000

En fichas de cerámica también hay calidades y deben oscilar entre los 0,50 y 0,70 €. Si son más baratas, de nuevo lo que estáis adquiriendo no es una ficha de cerámica. También circulan en el mercado falsificaciones como las “ETP” que copian el diseño de las fichas usadas en el circuito de torneos EPT (European Poker Tour) pero le invierten las iniciales porque carecen de licencia. Incluso para personalizaciones, un buen fabricante nunca os hará un diseño que imite el de las fichas EPT ya que no está permitido.

La ficha de cerámica es además la de mejor calidad que os podéis personalizar para pequeñas cantidades, con un acabado perfecto y un diseño que al ser vuestro será exclusivo.

Hay fichas más baratas en el mercado hechas de distintos materiales plásticos y de mucha más baja calidad, os iremos contando qué tipos hay y cómo diferenciarlas para que sepáis qué ficha estás comprando y si estáis empleando bien vuestro dinero, porque en el póker como en todo, no dan duros a pesetas. En póker lo barato es siempre por baja calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


8 × cinco =

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>