«

dic 15

Esta navidad, enseña a jugar Texas Hold’em a tu familia

Tenemos la suerte de que la visión del póker en España a día de hoy ha mejorado bastante. Ya no está tan mal visto jugar al póker ni se relaciona con esas partidas oscuras de las pelis en las que uno se apuesta el coche. Afortunadamente se ha ido normalizando, en parte gracias a la imagen “limpia” que las salas de póker han tratado de dar a través de la publicidad, los jugadores patrocinados con perfiles “sanos” (estudiantes, deportistas, chicas, jóvenes) y los deportistas internacionales imágenes de la sala, como Nadal, Ronaldo, Cristiano Ronaldo, etc. Además, fuera del patrocinio de las salas, algunos famosos y deportistas reconocidos, no ocultan su afición al póker, como Piqué, Guti, Fernando Alonso o Melendi por citar a algunos. Y eso llega a la gente a través de los anuncios, los reportajes de revistas y periódicos, y la televisión.

Cada vez es más normal tener un grupo de amigos con los que de vez en cuando se queda para jugar una partida de póker. Pero…¿Cuántos de esos amigos no se atreven a contarlo en casa?

scare-02

Una de las cosas maravillosas del póker es la diversidad de personas con las que puedes compartir mesa. Da igual el país, el idioma, el sexo, la edad, el nivel formativo o económico. Basta con recordar al recién fallecido Cayetano los éxitos que ha tenido como jugador o ver por otro lado a Codelsa o Amadi que han esperado a ser mayores de edad para poder jugar.

A lo que vamos es a que es un tema cultural. Cuando viajas, ves a familias, incluidos niños, jugando en el aeropuerto con sus padres al póker, o simplemente puedes ver fotos en Instagram de familias de otros países jugando al póker. En algunos países se enseña como juego de habilidad, igual que sucede en España con el ajedrez. Y sin embargo, incluso ahora que está con una imagen mucho más sana en nuestro país, de vez en cuando tenemos que oir todavía el “ten cuidado”.

Para cambiar las cosas, qué mejor que uno mismo y su entorno. Así que para estas navidades tenemos una propuesta que hacerte: ¡Enseña a jugar al póker a tu familia en la sobremesa de una de las comidas o cenas navideñas! Jugadores como Pableras, lo tienen como tradición familiar de estas fiestas. Recuerda que es el juego que tarda en aprenderse un minuto y toda una vida en dominarlo (Mike Sexton): ¡tu familia aprenderá a jugar Texas Hold’em en un momento! Te llevará muy poco tiempo explicar las reglas y que comiencen a ver lo divertido que es. Al final, para ellos será como haber jugado al tute, al cinquillo, al parchís, al Trivial, al Monopoly o a cualquier otro juego de mesa. Incluso más divertido, porque será una novedad y salir de la monotonía. Y tú habrás conseguido tu propósito: ampliar el número de personas que conocen el Texas Hold’em en España e incluso cambiar de opinión a alguno de ellos sobre sus prejuicios.

Es algo así como la peli “Pay It Forward” (Cadena de favores) pero en versión póker y sin el drama de que nadie se nos muera. Algún padre/abuela/etc verá que es un juego normal y lo hablará en algún momento con alguna madre/abuelo/amigo/etc que tiene un familiar que juega y no le parece bien, pero que gracias a eso se planteará que no es algo malo, o se atreverá incluso a probarlo. Entre todos, podemos hacer que el póker en España llegue a más gente, a personas de todas las edades (ya que es un fenómeno más bien joven), y a que acabe viéndose como un juego más, sano, y de habilidad. ¿Qué mejor momento para empezar que en las reuniones de estas navidades?

Modern Family poker

Te animamos a que en enero nos cuentes la experiencia.

¡Felices fiestas y que viva el póker!

IMG_3344

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


cuatro × = 16

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>